Caminos para aprender

Las formas y propósitos con que los adultos organizamos el aprendizaje para l@s niñ@s se han ido transformando y permaneciendo de acuerdo a las creencias personales y colectivas, de acuerdo al  momento que vivimos, a las orientaciones gubernamentales y culturales, ¿a las inspiraciones e intereses de aprendizaje? ¿a las necesidades para una sociedad más justa y solidaria? ¿A los ciclos que la naturaleza nos pide resguardar?

Aunque la diversidad de formas para acompañar/educar a la niñez ha aumentado, haciéndose también visibles por la internet, parece que las políticas en educación y la cultura del conocer, se orientan hacia una visión empresarial dirigida por palabras como calidad, productividad, pruebas estandarizadas, eficacia y otros conceptos, dejando de lado que la educación y el acompañamiento de los adultos debe enseñarnos a vivir la vida con amor, respeto, cooperación y sabiduría, debe ayudarnos a propiciarnos una buena vida para tod@s.

Hay quienes promueven la “calidad educativa” relacionándola con el aumento del logro académico y el crecimiento económico; quienes intentan acercar la “cultura general” y el conocimiento resguardado en las disciplinas por medio de actividades lúdicas, sensibles o artísticas, que motiven a l@s niñ@s a aprenderlo; quienes organizan el aprendizaje apoyad@s en la vida fuera de la escuela, con las experiencias que vive la comunidad y el mundo; quienes dejan los programas oficiales por tener libertad para elegir los temas de aprendizaje, las formas de trabajo y organización; quienes escuchan a l@s niñ@s para decidir un plan de trabajo junto con ell@s…

Aquí pretendo integrar propuestas innovadoras o tradicionales para acompañar el aprendizaje en la niñez, en torno a alguno de estos aspectos:

  • Un trato respetuoso, afectivo, que fomente la expresión propia y la escucha entre seres humanos, sean niños o adultos, las relaciones solidarias, pacíficas, el aprender a ser humano, más allá del dominio de un programa de estudio.
  • El cómo pasar de la resistencia ante la dominación, la imposición, el abuso, el despojo, hacia el florecimiento personal y de las comunidades en conjunto, incluyendo a la comunidad naturaleza.
  • La práctica de hábitos de vida sustentables que reduzcan nuestra huella ecológica y permitan a la niñez existir de forma sana y armónica.
  • La integración de la espontaneidad, la intuición, las necesidades corporales, la inspiración, lo emotivo, los alimentos del espíritu.

Son propuestas variadas, con distinta filosofía, estrategias, métodos y propósitos que pongo aquí con la intención de abrir caminos para un acompañamiento más grato, que nos enseñe a vivir juntos, de forma pacífica, que nos ayude a cultivarnos, a encontrarnos, que promueva una vida sustentable:

La mejor escuela es la que está cerca de tu casa

Espacios independientes

Educación en casa

Certificación

Desescolarización

Saberes en talleres

PACHAHay una necesidad contemporánea si no de sabiduría, al menos de escapar a la superficialidad, a la frivolidad, a las intoxicaciones consumista, al poder del dinero, una necesidad de una relación serena entre el cuerpo, el alma y el espíritu.

Edgar Morin, 2015: 27.

La educación va más allá de lo que se propone en un plan de estudios, ya que se conforma desde experiencias organizadas diversas, pero también desde vivencias sutiles, repentinas, desde las que:

  • Se integran mapas de un mundo: palabras, significados.
  • Nos hacen adoptar una forma de actuar, hábitos, respuestas inmediatas.
  • Nos especializan en una disciplina, en una forma de conocer y vivir, en un oficio o labores reconocidas por la sociedad que habitamos.
  • Nos enseñan a sentir de cierta manera.
  • Se forma nuestro cuerpo.
  • Nos inclinan a tomar un camino en vez de otro.
  • Se orientan nuestros sentidos, nuestra intuición, nuestra percepción.
  • No se pretende nada y aún así nos guían.

Todas estas experiencias se entremezclan y nos conforman, personalmente y como comunidad, son parte de la educación que recibimos, seamos o no atentos de ellas, se tenga en cuenta o no estas experiencias para educar. Aunque la educación intente controlarse para obtener ciertos resultados, finalmente no sabremos con exactitud cómo será la persona a quien pretendemos guiar, a qué condiciones se enfrentará, Edgar Morin nombra la aceptación de la incertidumbre, del caos como parte de la vida: “La incertidumbre no se elimina: se negocia con ella.” (Morin, 2015: 38).

La educación actualmente se puede organizar de diversos modos aunque la mayoría de la población la ubica dentro de la escuela pública por ser la opción de menor costo para integrar los conocimientos considerados básicos para desempeñarse  en la sociedad y poder sobrevivir o vivir en ella, por ser una institución aceptada para generar reconocimiento social, certificación y una preparación que permita con suerte, en el futuro, ingresar a un trabajo remunerado. Además, posibilita que los adultos padre y madre, trabajemos para obtener un salario y ser productivos en este sistema de vida moderno. Puedes leer sobre los problemas y críticas que he encontrado en la escuela así como explorar algunas alternativas a la escuela mencionadas arriba: espacios independientes, educación en casa, certificación y desescolarización.

  • Si eres maestr@ de escuela pública o privada y te interesa escribir una historia que comparta saberes y nos inspire hacia una educación para vivir de forma digna y sustentable…
  • Si estás en una comunidad de aprendizaje que reconoce sus propias necesidades de aprendizaje junto con sus niñ@s, se plantea una filosofía, pedagogía, tiempos propios y más…
  • Si practicas educación en casa o desescolarizaste y reconoces la importancia de la educación en comunidad y más…

IMG_0391Te invito a contactarme para compartir tu experiencia sobre los diversos temas mencionados en este blog, propuestas eco pedagógicas, de educación crítica, liberadora, popular, autónoma, democrática, comunitaria, sin dejar de lado la vivencia de la infancia, con la finalidad de compartir saberes necesarios para acompañar a l@s niñ@s hacia una vida digna y sustentable.

Aviso: Las propuestas aquí mencionadas no necesariamente comparten todas las opiniones vertidas en Viaje con la infancia.

Haz clic sobre las letras  con color verde agua  para profundizar sobre los temas.

 

Fuentes:

Morin, Edgar. (2015). Enseñar a vivir. Manifiesto para cambiar la educación. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Nueva Visión. 144. Consultado en agosto 2018:  http://edgarmorinmultiversidad.org/index.php/libros-sin-costo/  

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.